lunes, 9 de junio de 2014

Positivismo y positivismo jurídico


¿Qué es el positivismo?, ¿en qué consistió el denominado "positivismo jurídico"? En esta entrada vamos a repasar muy brevemente estos dos términos.

Positivismo juridico

- Positivismo


El positivismo es una corriente filosófica que albergó orientaciones muy diversas. Surgió en Francia, gracias a Comte, en la primera mitad del siglo XIX, y a lo largo de la segunda mitad del mismo se expandió por Europa.
Siguiendo la línea trazada por la tradición baconiana-ilustrada que identifica el nacimiento de la ciencia y la técnica con la civilización humana (edad del ser humano y estadio positivo), el positivismo considera las ciencias naturales como la única fuente legítima de conocimiento y expresa la exigencia de una ampliación de su método a todos los campos de la investigación humana y la eliminación de todas aquellas disciplinas que, como la metafísica, no se basan en hechos observables.

+ Corrientes del positivismo


El positivismo puede dividirse en dos corrientes: el positivismo social de Saint-Simon, Comte y Mill, que trata de construir una ciencia capaz de fundar un nuevo orden social, de donde procede la sociología; y el positivismo evolucionista de Spencer, quien sitúa en el concepto de progreso el núcleo de la investigación de todo conocimiento posible.

- Positivismo jurídico


El positivismo jurídico es la conceptuación filosófico-jurídica según la cual no existe conexión entre la norma jurídica y los valores éticos, morales o religiosos, asignándoles campos de estudio independientes.

Para el positivismo jurídico el derecho producido por el Estado es válido en sí mismo, sin que haya necesidad de justificarlo o condenarlo en nombre de otro derecho natural o ideal. En consecuencia, la ciencia jurídica debe limitarse a ver en el derecho un puro sistema jerárquico de normas, del que interesan las conexiones lógicas. El máximo representante de esta corriente fue el austríaco Hans Kelsen con su "Teoría pura del Derecho".