viernes, 14 de noviembre de 2014

El krausismo y la Institución Libre de Enseñanza


A mediados del siglo XIX la sociedad española necesitaba una renovación tanto filosófica como espiritual que vino de la mano de la filosofía krausista, movimiento de estudio y difusión de las ideas del idealista alemán Karl Krause (1781-1832).

Fachada de la Institucion Libre de Enseñanza

- Los krausistas españoles, también conocidos por "institucionalistas"


La mayor aportación de los krausistas españoles se llevó a cabo en el ámbito institucional, de donde proviene el nombre de "institucionalistas" por el que también se les conoce. Contrarios a la monarquía y a todo sistema tradicional, dirigen su mirada a Europa y defienden una reforma universitaria regida por el principio de autonomía de la enseñanza, lo que les lleva a reclamar la libertad de cátedra y la descentralización administrativa.

+ La educación para el krausismo


El krausismo entiende la educación como algo útil para la vida práctica, pero también ve que la educación permite que se forme una personalidad íntegra que se dirige a una ética superior.

- Julián Sanz del Río, principal difusor del krausismo español


El principal difusor del "krausismo español" fue Julián Sanz del Río (1814-1869). De origen humilde, estudió filosofía y derecho y, tras ser nombrado catedrático de historia de la filosofía, viajó a Alemania, donde entró en contacto con un grupo de discípulos de Krause.

+ Obra del Sanz del Río


A pesar de los numerosos avatares personales y políticos que sufrió, entre los que destaca la campaña antikrausista que propició su destitución de la cátedra en 1867, Sanz del Río tradujo y publicó un gran número de obras. Entre ellas destaca su Ideal de la Humanidad para la vida (1860).

+ El racionalismo armónico, el sistema filosófico de Sanz del Río


Si puede decirse que Sanz del Río poseía un sistema filosófico, éste era el racionalismo armónico heredado de Krause, un sistema metafísico que consta de una parte ascendente llamada analítica, gracias a la cual se descubre el cuerpo y el intelecto, y otra parte sintética que desde Dios desciende, por deducción, a la unidad del yo. El trasfondo religioso que se da en todo el sistema se conoce como panenteísmo, nombre que proviene de la unión de panteísmo y teísmo, pero que no se reduce a ninguno de los dos. El panenteísmo afirma que el mundo es "en Dios y mediante Dios", de tal modo que la ciencia es una manera de elevarse a Dios.

+ La "ley divina de la historia"


Para Sanz del Río existe una "ley divina de la historia", según la cual la dialéctica del conocimiento humano se corresponde con el devenir histórico, se trata del llamado humanitarismo progresista que defiende que el progreso de la razón y de la sociedad va unido al respeto a los hombres, al establecimiento de una libertad política. La preocupación histórica de Sanz del Río será una línea de pensamiento en la que coincidirán muchos de los filósofos españoles de esta época e incluso posteriores.

- Francisco Giner de los Ríos y la creación de la Institución Libre de Enseñanza


La influencia del krausismo en el plano educativo culminó con la creación de la Institución Libre de Enseñanza fundada por Francisco Giner de los Ríos (1839-1915). Sus textos están recogidos en unas Obras completas (10 volúmenes, 1916-1936), entre los que destacan Estudios filosóficos y religiosos (1876), Educación y enseñanza (1889) y Estudios y fragmentos sobre la teoría de la persona social (1899).

Giner era un maestro de la palabra, pero también defendía que la influencia personal debía verse como un instrumento pedagógico útil. Algunos le llamaban el Sócrates español y la comparación no es del todo errónea, puesto que su defensa del diálogo y su búsqueda de una ética surgida de la relación maestro-discípulo no está muy alejada de la paideia socrática. Giner de los Ríos distinguía entre educación e instrucción y veía en esta última un exceso de intelectualidad y memoria. Según sus propias palabras "no cabe promover el desarrollo de la inteligencia sin el de nuestras restantes facultades"; es decir, el dibujo, el canto, las excursiones, etc. La educación, a diferencia de la instrucción, promueve el desarrollo de todas las aptitudes, pero también de las actitudes. El maestro para Giner debe ser un alumno más, de tal modo que sólo se impondrá sobre ellos desde la base de la autoridad moral.

Estas y otras muchas ideas se plasmaron en la creación de la Institución Libre de Enseñanza, una escuela privada e independiente que buscaba la formación de espíritus libres. La Institución se basaba en que era la acción educativa la que posibilitaba que el individuo adquiera su condición de persona, categoría central en la filosofía de Giner, una filosofía que trata de conciliar el racionalismo krausiano y la acción histórica.

- Los krausopositivistas


En el posterior recorrido de la filosofía española del siglo XIX cabe mencionar el desarrollo de ciertas ideas positivistas. Serán los llamados krausopositivistas los que prestarán mayor atención a las ciencias biológicas y psicológicas.

En este nuevo planteamiento de la relación entre el saber filosófico y el científico desempeñará un papel importante la recepción del darwinismo.

+ Principales representantes del krausopositivismo


Entre sus principales representantes destacan Nicolás Salmerón (1838-1908), discípulo de Sanz del Río y defensor de las teorías de Spencer (algo que resulta del todo evidente en el título de una de sus obras, La Historia universal tiende a restablecer al hombre en la posesión de su naturaleza, para el cumplimiento del destino de la Humanidad, 1864), y Manuel Sales y Ferré (1843-1910), considerado como el fundador de la sociología en España.